top of page

La comida en los procesos de duelo.

Cuando decimos adiós a un ser querido. yo recomiendo no hacerlo solo, la invitación es estar acompañados y es obligatorio tener comida y mezcal, para cumplir con la tradición. El dolor es algo natural, la perdida es parte de la vida y del crecimiento, pero jamás el dolor debe ser una manera de vivir o estar en convivencia con los que más amas.


Cuando hay situaciones duras, como el pan de masa madre su capa mas dura protege la miga mas blanda, resguarda un sinfín de sabores, pero acompaña la nostalgia y la duda de lo que sigue.


En octubre en Oaxaca los días son sin duda mas lúgubres de lo habitual, pero ese sentimiento de tener un abrazo es necesario, para ello las abuelas recomiendan un chocolate. Cuando niño, yo recuerdo que siempre que ayudaba en la cocina los granos de cacao rodaban por las mesas, y si eras aventurero, comerías algunos y en el primer gesto sentirías ese amargor que dejan las despedidas. Amorosas y con cariño, aquellas abuelas o madres nos mirarán y dirán de forma directa, - cariño, tenemos que esperar- porque hacer el ritual de chocolate es un proceso que se disfruta, recuerda nuestra raíces y vivimos ese sabor que muchas veces queremos olvidar.


Siempre debemos de estar atentos al movimiento, reconocer que al perder de vista lo que mas queremos nos hace sentir nostalgia, pero a veces, solo a veces es un alivio, porque la muerte en nuestra cosmovisión es una transición y ahí las reglas no se pueden romper.





Comer en el sentido humano, es el acto mas animal, menos pensado y mas disfrutado, no así el decir adiós. Pronto se acerca una fecha de convivencia, entre la vida y la muerte, entre el respeto y la fiesta, entre la solemnidad y el gozo. Compartiré que cada duelo se vive diferente, hoy tenemos alimentos para sentir que estamos cerca y juntos pero sin duda la comida, el alimento, será siempre ese amigo que nos reconforte de un duelo solitario.


Decir adiós, nos invita a pensar en que tan cerca o lejos estamos de lo que nos importa, siempre debemos de estar atentos de cada paso, siempre debemos de celebrar la vida y también debemos de tener claro que cada una de las historias pasadas representan nuestra vida y nuestras cicatrices cada uno de los pasos que nos invitan a mejorar cada dia.





Somos un cumulo de experiencias y esto nos invita a celebrar nuestra historia hoy y siempre, desde donde te encuentres este espacio será para recordar que tu historia celebra los inicios y debemos de rendir respeto ante los inicios que son duros, pero fincan el futuro de nuestras historia.


31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page